Economía

La nueva ley de vivienda podrá imponer bajadas en los precios del alquiler

La Ley de Vivienda, actualmente en consulta pública previa a la redacción del anteproyecto, incluirá «mecanismos de contención o eventualmente bajada de los precios, tanto de los nuevos contratos como de los contratos existentes». Así consta en el pacto que Unidas Podemos y el PSOE firmaron anoche y que facilitó el cierre del acuerdo en el seno de la coalición de Gobierno que hace posible que este martes se aprueben los Presupuestos Generales del Estado en Consejo de Ministros.

Según el compromiso adquirido por el PSOE y Unidas Podemos, la nueva Ley de Vivienda se llevará al Consejo de Ministros en un plazo máximo de tres meses y se presentará en el Congreso de los Diputados en un máximo de cuatro meses. El departamento que ya había iniciado los trámites para dar curso a la nueva norma, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ya había previsto que la Ley de Vivienda entrara en vigor a mediados del año 2021. Lo que no se había anticipado era que el control de los alquileres fuera uno de sus capítulos. Las demandas de Unidas Podemos para dar su parabién a las cuentas públicas han provocado el acuerdo en el seno de la coalición para que esta cuestión se incluya en la Ley de Vivienda que ya está en marcha. Además, desde este momento, la cartera de José Luis Ábalos será coproponente de la norma junto con la de Pablo Iglesias (la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030).

A partir de ahora, según el acuerdo de la coalición, se van a conformar diferentes grupos de trabajo para propiciar un debate que permita la elaboración del texto legislativo. Pero, según advierten PSOE y Unidas Podemos, la ley «desarrollará y respetará el acuerdo de coalición». Según ha explicado Pablo Iglesias, «España tendrá la Ley estatal de vivienda con el mayor grado de intervención pública en el mercado de alquiler en Europa».

En este sentido, los socios de Gobierno quieren habilitar a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos para que a partir del sistema de índices de referencia de precios del alquiler de vivienda desarrollado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana puedan establecer su propio índice de precios. Aunque también se podrán convalidar los índices de precios que tengan ya elaborados o avanzados algunas comunidades autónomas.

A partir de esos indicadores de evolución de los alquileres, las administraciones «podrán declarar de forma objetiva y fundamentada en criterios técnicos, con carácter temporal y excepcionalmente, una zona urbana de mercado tensionado cuando se haya producido un incremento abusivo y sostenido de las rentas del alquiler«. En estas zonas de mercado tensionado, que se determinarán según los sistemas de índices de referencia, se podrán tomar medidas para contener el encarecimiento de las rentas e, incluso, la bajada de los precios. Y ello no aplicará únicamente a los nuevos contratos, sino también a los existentes.

Aunque la nueva Ley plantea poner un foco especial en los nuevos arrendamientos. Así, según recoge el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, «se contendrán las subidas injustificadas en los nuevos arrendamientos, tomando como referencia el precio del contrato del arrendamiento anterior y acotando los incrementos permitidos».

El pacto de coalición entre el PSOE y UP ya contenía el compromiso del freno a «las subidas abusivas del alquiler» «en determinadas zonas de mercado tensionado». Aunque en los últimos días el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, se había mostrado algo remiso a contemplar el control de las rentas de forma inmediata y lo aplazaba al momento en que se normalice el mercado.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía