La presidencia EE.UU., pendiente de cuatro estados: Pensilvania, Arizona, Georgia y Nevada

EE.UU. sigue con el corazón en un puño en pleno recuento de las elecciones presidenciales. Han pasado dos días desde la cita con las urnas y los estadounidenses todavía no saben quién será el ganador, con un conteo ajustado y tenso en cuatro estados donde todavía no hay vencedor: Pensilvania, Arizona, Georgia y Nevada. El avance del escrutinio favorece a Joe Biden, el candidato demócrata, al que le beneficia el voto por correo, que es el que queda por contabilizar. Un quinto estado, Carolina del Norte, también está pendiente del resultado, pero será más difícil que se le escape al actual presidente, Donald Trump.

Biden contaba hoy con ventajas en Arizona y Nevada. De hecho, los expertos electorales de varios grandes medios de EE.UU., con diferentes líneas editoriales -agencia AP, Fox News, The Wall Street Journal- proyectaron en la madrugada del miércoles que el estado caería del lado demócrata. Este jueves, la diferencia a favor de Biden era de solo 69.000 votos con el 86% de los sufragios escrutados, después de que el miércoles por la noche fuera de más de 120.000. Trump ha recortado posiciones con el avance del escrutinio, pero habrá que ver qué tipo de voto queda por contabilizar. Hoy faltaban por contar 450.000 en todo el estado. De ellos, 300.000 pertenecían al condado de Maricopa, el más poblado del estado, donde está su principal ciudad, Phoenix. Los demócratas tenían confianza de que lo que queda del escrutinio les beneficie, pero la campaña de Trump cree que todavía puede remontar.

El problema en Arizona es que no se esperan nuevos resultados hasta las 5 o 6 de la tarde hora local (2 o 3 de la madrugada del viernes en España).

Las opciones de Biden quedarán más claras cuando en el mediodía de hoy (por la tarde en España) se conozcan más resultados en Nevada. Es un estado favorable a los demócratas. Pero de momento la ventaja para Biden es solo de 9.000 votos y que al 14% de los votos por contarse.

Si Biden gana en Nevada, las opciones para su victoria se aclaran: solo necesitaría ganar en Arizona para conseguir al menos 270 electores repartidos por los estados (los compromisarios que eligen al presidente) y declararse ganador.

«Contad todos los votos»
Si hay sorpresa en esos dos estados, los demócratas tendrán que mirar al Este del país. En Pensilvania, el estado que más electores reparte de los que quedan en juego, los demócratas remontan con fuerza. La diferencia a favor de Trump era esta tarde de unos 140.000 votos, con el 91% del escrutinio. Pero la tendencia beneficia con claridad al candidato demócrata. Quedan cientos de miles de votos por contarse y el voto por correo se inclina por claridad al bando demócrata. Muchos de los votos, además, provienen de Filadelfia y de sus suburbios, un bastión demócrata. Ayer, cientos de manifestantes acudieron a la plaza del ayuntamiento de la principal ciudad del estado con gritos de «Contad todos los votos» y pancartas que rezaban «Todos los ojos están en Pensilvania». Las autoridades esperan que el recuento se complete el viernes.

Si Trump pierde Pensilvania, se despedirá de la Casa Blanca. El presidente ayer exigió que se parara el voto desde su cuenta de Twitter y ha iniciado una batería de demandas legales en este estado, además de Michigan y Wisconsin (donde ya se ha dado ganador a Biden) y de Georgia.

En este último estado, quedan muy pocos votos por contarse, con un escrutinio ya del 96%. Pero la diferencia a favor de Trump es mínima, de menos de 20.000 votos, y los demócratas confían en que todavía puedan darle la vuelta.

Biden ganaría si se impone en Nevada y Arizona. También le valdría solo con ganar en Pensilvania. O si se impusiera en Nevada y Georgia. Trump necesita ganar en tres de esos cuatro estados, siempre que incluyan a Pensilvania. Todo, de momento, sigue abierto.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.