Economía

La tasa de paro juvenil en España casi triplica la media de la OCDE

El paro se ha convertido en un problema estructural del mercado laboral en España, que a duras penas consiguió rebajar el desempleo por debajo de la barrera del 14% después de la gran recesión de 2008. Esta nueva crisis le ha cogido en peor situación que aquella, cuando su tasa de paro rondaba el 8% en 2007, y ha vuelto a dispararse hasta el 16,5% en el tercer trimestre del año. Esto supone que duplica con creces la media del paro de la OCDE, que se situó en el 7,3%, según los datos publicados hoy por la organización que engloba a los países más desarrollados del mundo.

Solo Colombia supera el porcentaje de España al elevar su nivel de desempleo al 17,8% y a la espera de conocer los datos de Grecia, que en el segundo trimestre registró una tasa del 17%. España se sitúa así muy lejos de países de su entorno cercano, como Francia (7,5%), Portugal (7,9%) o Italia (9,7%), y a mucha más distancia de Alemania (4,5%) y Reino Unido (3,8% en el segundo trimestre).

Pero incluso hay un valor en el que tristemente ya no tiene paragón con ningún otro país desarrollado: el paro juvenil, en el que se sitúa a la cabeza desde hace ya varios meses.

Así, España volvió a aumentar su tasa de paro juvenil hasta el 41,5% en el tercer trimestre del año, lo que supone casi el triple que la media de los estados pertenecientes al denominado ‘club de los países ricos’, cuya tasa de desempleo para los menores de 25 años se sitúa en el 15,6%.

En menos de un año la tasa de desempleo juvenil en España ha crecido en casi nueve puntos porcentuales por culpa de la pandemia, que ha afectado en mucha más medida a este colectivo. Pese a ello, estas cifras están por debajo de las alcanzadas durante la crisis financiera de hace una década, ya que en el primer trimestre de 2013 se llegó a superar el 56%, lo que supone que más de la mitad de los jóvenes españoles no tenían empleo.

Menos paro en septiembre

Mejores noticias traen los datos de septiembre, que reflejan una caída en España tanto del paro general como del juvenil en particular, que descendió hasta el 40,4%, casi dos puntos respecto a agosto.

De igual forma, la tasa de paro en los países de la OCDE siguió cayendo en septiembre, aunque a un ritmo más lento, hasta el 7,3%. Sigue siendo 2,1 puntos porcentuales más alta que en febrero, antes de que la pandemia de COVID-19 golpeara el mercado laboral.

Sin embargo, cabe resaltar que esta caída en gran medida se debe al regreso de los trabajadores despedidos temporalmente en Estados Unidos y Canadá, donde se registran como desempleados, mientras que normalmente en el resto de países los afectados por un ERTE se registran como empleados.

Así, en la zona del euro, donde los despidos temporales no se incluyen en el desempleo, la tasa de desempleo se mantuvo estable en el 8,3% en septiembre, un punto porcentual más que en febrero. Francia registró el mayor aumento (hasta 0,4 puntos porcentuales, hasta el 7,9%) dentro de la zona del euro, mientras que Letonia (8,4%) y Portugal (7,7%) registraron las mayores caídas (0,4 puntos porcentuales).

En Canadá y Estados Unidos, las tasas generales de desempleo continuaron cayendo, ya que los despidos temporales volvieron al trabajo, hasta el 9% y el 7,9%,respectivamente.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía