Las cuatro “sospechas”, “rumores” y “cosas raras” que cercan a Podemos

En más de tres horas de declaración ante el juez de instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, el exabogado de Podemos José Manuel Calvente reconoció en varias ocasiones que no cuenta con documentos que prueben de forma fehaciente los hechos que denuncia. Pero destaca sus “sospechas” a partir de información a la que tuvo acceso él y otra abogada que también fue despedida por la formación. Según su declaración, avanzada por Efe, cuatro son las “sospechas” con las que Calvente ha logrado la imputación del partido y de tres dirigentes: el secretario de comunicación, Juanma del Olmo –también director de Estrategia y Comunicación del vicepresidente Pablo Iglesias–; el responsable de finanzas, Daniel de Frutos; y la gerente, Rocío Val.

CONTRATOS ELECTORALES

Calvente pide al juez que investigue si, como teme (aunque no lo pueda afirmar “categóricamente”), Podemos simuló cinco contratos con varias firmas, uno de ellos con Neurona Comunidad S.L., del que se podría haber beneficiado el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, si bien ese extremo es un “rumor” del que admite no tener pruebas.

El exabogado de Podemos ve “cosas raras” en el contrato con esa empresa constituida el 19 de marzo de 2019 (un mes antes de la campaña de las elecciones generales) por dos socios mexicanos y que no tenía personal. Según su testimonio, es el exgerente de la formación quien le cuenta que se estaban facturando a esa firma trabajos que hacían los asalariados del partido y que puede que esos contratos sean para pagar a personas que en su día dieron créditos a Podemos.

“CAJA DE SOLIDARIDAD”

Al portavoz de Podemos, Rafael Mayoral, el denunciante le atribuye la responsabilidad sobre el dinero que entra y sale en la denominada “caja de solidaridad“, creada en el 2018 para administrar las donaciones de los cargos públicos y que, según “rumorología” y comentarios que él escuchó, “a nivel de militancia” se estarían administrando de forma opaca. “Me constan otras cosas raras con otras cajas, pero no puedo dar más datos”, zanjó Calvente ante el juez.

OBRAS EN LA NUEVA SEDE

Calvente también ve “cosas raras” en los contratos de obra de la nueva sede de Podemos. Los trabajos se licitaron por 650.000 euros, pero la adjudicación, poco más de una semana después, se publicó por 1,3 millones de euros. El exabogado asegura que solicitó información al partido de por qué fue así, pero no la obtuvo. Y agrega que las obras habían comenzado antes de que se adjudicase el contrato. “Todo el procedimiento de urgencia es una farsa”, sostiene.

NÓMINAS HINCHADAS

El exabogado de Podemos explicó al juez que Rocío Val y Daniel de Frutos se subieron los salarios por encima de lo estipulado en el reglamento del partido, añadiendo complementos de coordinación –unos 200 euros al mes– y coordinación ejecutiva –sobre 400 euros mensuales– en el 2019. También cobraría ese sobresueldo la abogada Marta Flor, cuya querella contra él por acoso, recientemente archivada, provocó el despido de Calvente.

A preguntas del fiscal, el exletrado morado dice no constarle que “nadie más” y, en concreto, ningún alto cargo, cobrase esos sobresueldos del partido, pero muestra una nómina según la cual también él mismo cobraba ese complemento.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.