Mundo

Las elecciones parlamentarias en Montenegro fueron las más reñidas en 30 años

Las elecciones parlamentarias celebradas hoy en Montenegro han supuesto un fuerte golpe para el gobernante Partido Democrático de los Socialistas (DPS), que por primera en tres décadas podría quedar en la oposición.

El DPS, de orientación proeuropea, y la coalición opositora “Por el futuro de Montenegro”, están prácticamente igualados en las elecciones parlamentarias, según estimaciones todavía no finales.

Los datos de la organización no gubernamental CeMI, que supervisó las elecciones, muestran que el DPS está ganando con el 34,80 %, lo que equivaldría a 29 de los 81 escaños del Parlamento montenegrino.

“Por el futuro de Montenegro”, aglutinado en torno al Frente Democrático (DF) dominado por nacionalistas serbios y prorrusos, obtiene según estos datos el 32,7%, o 28 diputados.

Alianza opositora

El tercero será la coalición opositora “La paz es nuestra nación”, encabezada por el centroizquierdista Demócratas, con el 12,6%, que le proporcionaría 10 escaños, seguido de la coalición también opositora “Negro sobre blanco”, con 5,7% o 4 escaños.

Una eventual alianza de las tres formaciones opositoras tendría justo los diputados necesarios para desbancar al actual Gobierno, al juntar 42 de los 81 escaños, pero las negociaciones podrían ser difíciles.

Socialdemócratas (SD), socio de la coalición en el Gobierno saliente, tendría un 4,2% o 3 escaños, igual que la formación de la minoría musulmana. Entrarán en el Parlamento también dos formaciones de la minoría albanesa y posiblemente el Partido Socialdemócrata (SDP), al superar el umbral del 3%.

Festeja la oposición

Zdravko Krivokapic, que encabezó la coalición “Por el futuro de Montenegro”, proclamó esta noche la victoria de la oposición al declarar que “en Montenegro ha llegado la libertad”.

Edificaremos un futuro común, que necesitamos para que nuestros hijos estén felices aquí”, dijo Krivokapic en la sede de la coalición en Podgorica, entre gritos de apoyo de sus seguidores.

“Ofrecemos una mano reconciliadora, ese es nuestro objetivo”, indicó, y pidió a los seguidores de la oposición festejar en sus casas y no en las calles, para evitar cualquier posibilidad de incidentes y para “que no quede ninguna mancha en la victoria”. También las otras dos coaliciones opositoras consideraron “histórico” el resultado de las elecciones.

Descontento social

Unos 540.000 ciudadanos con derecho a voto estaban llamados a las urnas para elegir el Parlamento de Montenegro, y aproximadamente un 75% ha ejercido este derecho, una proporción netamente mayor que en anteriores citas electorales.

El pequeño país, de 620.000 habitantes, es miembro de la OTAN desde 2017 y aspira a ingresar en la Unión Europea (UE) en torno al año 2025. Las elecciones de este domingo fueron las más reñidas en 30 años de Gobierno de DPS, liderado por el presidente y “hombre fuerte” de Montenegro, Milo Djukanovic.

Las elecciones se celebran entre las tensiones surgidas a finales de 2019 por la aprobación de una controvertida ley que prevé declarar bienes estatales las propiedades de las comunidades religiosas y a la que se opone la Iglesia ortodoxa serbia, dominante en Montenegro.

La Ley de Libertad Religiosa provocó durante meses “procesiones” de protesta de miles de personas, lideradas por popes ortodoxos. El rechazo a la ley era de esperar, ya que más del 70 % de los ciudadanos se declaran cristianos y la Iglesia ortodoxa serbia goza de gran confianza.

Al descontento por la ley se sumaron las voces de ciudadanos que exigían una respuesta contundente a la corrupción de la elite política, a las acusaciones de clientelismo y de forma autócrata de gobierno.

El futuro político

La eventual alianza de las tres formaciones opositoras no pondrá en entredicho la orientación europea del país, ya que la entrada en la UE es uno de los pocos asuntos sobre el que hay consenso de la sociedad.

Tampoco el triunfo de la coalición “Por el futuro de Montenegro”, cuyos integrantes se opusieron al ingreso en la OTAN, podría cambiar nada, ya que los partidos que pretenden acuerdos para gobernar apoyan la pertenencia del país a la Alianza.

La recuperación de la economía, afectada por la pandemia de la COVID-19, sobre todo el turismo como sector estratégico, será uno de los retos más importantes del país, en que la tasa de desempleo es del 18%. 

Cualquiera que sea el futuro Gobierno, deberá cumplir las reformas reclamadas por la UE y superar las polarizaciones internas.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo