Mundo

Las grandes ciudades negras impulsan a Biden a la presidencia

Este 2020 puede ser el año en el que los negros de Estados Unidos hagan notar más su voz. Y no solo por el movimiento social ‘Black Lives Matter’ contra la violencia policial, sino porque la presumible derrota presidencial de Donald Trump se ha decidido en grandes ciudades como Detroit, Milwaukee, Atlanta y Filadelfia, donde residen algunas de las mayores comunidades negras del país.

El voto negro ha impulsado la carrera presidencial de Joe Biden. Según una encuesta preliminar, el candidato habría recibido un 87% de los apoyos de la comunidad, pero donde han tenido un peso trascendental ha sido en los estados clave de Michigan, Wisconsin, Georgia y Pensilvania, que se han ido tiñendo de azul en ese orden. Y eso se debe a la fuerte movilización del electorado. De los dos primeros, Biden ya se ha llevado 26 votos electorales. En los otros dos estados va en cabeza y le pueden llevar a superar los 270 delegados necesarios para que convertirse en el  próximo inquilino de la Casa Blanca.

Estas son las claves de su victoria:

Michigan

El inicio del vuelco demócrata empezó el miércoles en Michigan, donde el recuento final del voto por correo y de grandes ciudades benefició a los de Biden, que se han llevado un 50,5% de los votos. También se ha hecho con un 89% de los votos negros, que suponen un 10% del total de este estado industrial. Aunque gran parte de su territorio es republicano, las áreas más pobladas han terminado siendo cruciales.

Especialmente determinante ha sido la ciudad de Detroit, la más pobre del país y la que tiene un mayor porcentaje de ciudadanos negros, un 78,6% de la población. Ahí Biden se ha hecho con un 93,5% de los votos, un punto y medio menos que Hillary Clinton en el 2016 pero que ha sido suficiente para que certificase su victoria en el condado de Wayne, donde se ubica la ciudad. El aumento de la participación negra en la ciudad, que sería la más alta en los últimos 20 o 30 años, ha sido esencial. “Hemos pasado de recoger algodón o elegir presidentes”, celebraba un manifestante negro  en Detroit. Su fuerte victoria en el condado de Oakland, otrora feudo republicano, también ha sido clave.

Wisconsin

Poco después de hacerse con Michigan, los demócratas lograron volver a teñir Wisconsin de azul. En el 2016, Trump obtuvo la primera victoria republicana en el estado en tres décadas, que fue clave para su elección. Ahora, Biden se ha impuesto, también en la recta final del recuento, por poco más de 20.000 votos, obteniendo un 49,4% de los sufragios frente a un 48,8% del presidente. La participación ha crecido cinco puntos hasta el 72,3%, el máximo desde 2004.

Wisconsin es un estado predominantemente blanco, en el que los afroamericanos suponen solo un 6% de los electores. Biden ha obtenido, según resultados preliminares, un 46% del voto de los primeros y un 92% de los segundos. Sin embargo, su victoria se ha cimentado en los condados donde están su capital, Madison (75,5% para Biden), y su mayor ciudad, Milwaukee (69,1%), donde el electorado negro supone un 27,2% del total.

Georgia

Otro estado esencial para sellar una victoria de Biden ha sido Georgia, que tras dos días de recuento los demócratas ha logrado girar este viernes, adelantando a Trump con un margen de 1.561 votos, tan estrecho que se realizará un recuento. Desde 1964, Georgia solo ha sido demócrata en tres elecciones; la última en 1992 con la victoria de Bill Clinton.

El ‘sorpasso’ a los republicanos se debe a que los últimos votos recontados son de condados tradicionalmente azules como Fulton (donde han obtenido un 72,6% de los votos), Clayton (84,9%) y DeKalb (83,1%) o de la mejora en otros históricamente rojos como Gwinnett, donde los demócratas han triplicado el margen obtenido en el 2016 con un 58,3%. En Fulton está Atlanta, capital del estado y la novena ciudad más poblada de EEUU.  Los otros condados forman parte de su zona residencial.

Según los sondeos a pie de urna, Biden habría obtenido un 85% del voto afroamericano, que supone un 30% del electorado de Georgia. Sin embargo, en los condados mencionados, más poblados y por tanto con mayor peso electoral, esa proporción es mucho mayor. En Fulton un 44,5% de los electores son negros (un 52% en Atlanta), mientras que en Clayton lo son un 72,8% y en DeKalb un 54,8%. El condado de Clayton forma parte del distrito que hasta julio, cuando falleció, representó el congresista John Lewis, reconocido líder de los derechos civiles afroamericanos y uno de los mayores críticos de Trump.

Pensilvania

Con el 95% de los votos escrutados, Biden también ha logrado un vuelco de última hora este viernes en Pensilvania, donde ya se proyecta su victoria a pesar de que falta confirmación oficial. Los demócratas obtendrían el 49,4% de los votos con un margen de 9.000 votos sobre los republicanos, conquistando así un estado indispensable.

Los analistas señalan que la clave de ese giro se debe a las victorias azules en los condados donde están Filadelfia y Pittsburgh, sus dos ciudades más pobladas, una de mayoría negra con un 42,3% de la población y la otra donde representa un 23,2%. En la primera Biden estaría ganado con más de un 80% de los votos y en la segunda con casi un 59%.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo