Economía

Las pensiones mínimas contributivas subirán entre dos y once euros mensuales

El Gobierno ha marcado en los Presupuestos Generales del Estado que las pensiones contributivas subirán un 0,9% en 2021. Ello se traducirá en un aumento de entre dos y once euros al mes para las pensiones mínimas contributivas. De esta manera, para los jubilados con 65 años con cónyuge a cargo, la nómina mensual en catorce pagas se incrementará en 7,6 euros, desde los 843,4 euros mensuales hasta los casi 851 euros. Ello supone que, al cabo del año, el incremento será de algo más de 106 euros, para pasar de los 11.807,6 euros hasta los 11.913,87 euros.

Para los jubilados sin cónyuge a cargo, la subida de la pensión mínima contributiva será de 6,15 euros mensuales, desde los 683,5 hasta los 689,65 euros, mientras que la pensión anual pasará de los 9.569 euros a los 9.655,12 euros, lo que supone un incremento de algo más de 86 euros.

En cuanto al incremento que registrarán los jubilados a los 65 años con cónyuge no a cargo será de 5,83 euros, para llegar a los poco más de 654,5 euros mensuales, mientras que la cifra anual se incrementa desde los 9.081,8 euros a los 9.163,53 euros.

Las pensiones de los jubilados con menos de 65 años se incrementarán en algo más de 7 euros, hasta los 797 euros mensuales en el caso de que tengan cónyuge a cargo. En el año, su nómina se incrementará en 100 euros, para rozar los 11.170 euros. Para quienes cuenten con cónyuge, pero no a cargo, la pensión mensual se elevará en 5,44 euros, hasta rondar los 610 euros. Mientras que al cabo del ejercicio su retribución sumará 76 euros, hasta los 8.537 euros. En el caso de los jubilados sin cónyuge, la pensión mínima pasará de los 639,5 euros a los 645 y la anual, de los 8.953 euros a los algo más de 9.033 euros.

La pensión mínima contributiva por incapacidad permanente de gran invalidez, en el caso en que se tenga cónyuge a cargo, registra un incremento mensual de 11,38 euros, para pasar de los 1.265,10 a los 1.276,5 euros. Mientras, en el caso de que el beneficiario no tenga cónyuge, la prestación se eleva en 9,22 euros, para pasar de los 1.025 a los 1.034 euros mensuales.

La pensión mínima por incapacidad absoluta o total de los titulares de 65 años o más y con cónyuge a cargo subirá en 7,6 euros mensuales, con lo que alcanzarán los 851 euros. Y la prestación por incapacidad total derivada de una enfermedad común para menores de sesenta años y cónyuge a cargo sube de los 503,9 hasta los 508,43 euros mensuales.

Pensiones de viudedad y orfandad

En cuanto a las pensiones contributivas mínimas de viudedad, en el caso de que el titular tenga cargas familiares, se incrementarán desde los 790,7 euros mensuales hasta los casi 798 euros -el avance es de 7,2 euros-, lo que al año implica pasar de los 11.070 a los 11.170 euros y hace un incremento de prácticamente cien euros. En el caso de las pensiones de viudedad de titulares de entre 60 y 64 años, la pensión mensual se incrementa en 5,75 euros y pasa de los 639,5 hasta los 645 euros. Para perceptores de pensiones de viudedad contributivas menores de 60 años el aumento mensual es de 4,66 euros, hasta los 522,46 euros mensuales.

Las pensiones de orfandad, con el aumento del 0,9% previsto por el Gobierno, subirán en 2021 poco menos de dos euros, para rozar los 210 por beneficiario y los 2.950 euros al año. Para los titulares menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 65%, la prestación se incrementa en casi 3,7 euros, desde los 411 hasta los cerca de 415 euros mensuales, que hacen un total anual de 5.805,80 euros (frente a los 5.754 de 2020).

En cuanto a las prestaciones por orfandad absoluta se incrementan en 6,54 euros, hasta los 733,24 euros mensuales por beneficiario.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía