Mundo

Los bromistas colapsan la línea de denuncia de fraude electoral de Trump

La línea telefónica habilitada por la campaña de Donald Trump para denunciar fraude en las elecciones de la semana pasada ha quedado completamente colapsada por llamadas de bromistas, en una campaña organizada por usuarios de las redes sociales Twitter y TikTok. Tal volumen de bromas están recibiendo los republicanos, que ya han tenido que cambiar el número en al menos dos ocasiones.

Los usuarios después publican sus conversaciones grabadas en mensajes en ambas plataformas digitales. Uno de ellos, por ejemplo, llama y dice: «Acabo de ver una tortuga obesa que se ha dado la vuelta, está sobre su caparazón y no puede caminar». Así es como describió el presentador de la CNN Anderson Cooper a Trump después de que se negara a admitir su derrota en las elecciones.

El comediante Alex Hirsch llamó y dijo que presenció fraude en Atlanta, una ciudad en la que ganó Biden. «Vi a un ladrón con gorra negra, máscara negra, camisa a rayas y una corbata roja. ¿Y creo que llevaba hamburguesas en su bolso Creo que pobablemente sea un antifascista. ¿Puedo hablar con Rudy Giuliani?», dijo, antes de que la persona al otro lado del teléfono colgara.

Giuliani es el abogado personal de Trump, que ha estado denunciado fraude en todo el país, especialmente en Pensilvania, el estado que le dio a Biden la victoria el sábado. Giuliani sigue coordinando la respuesta legal de la campaña del presidente, con la esperanza de que llegue de algún modo al Supremo, a tres de cuyos nueve jueces los ha nombrado el actual presidente.

Otro bromista dice: «Oiga, llamo porque me ha llegado un sobre muy gordo, en el que está escrito: que dentro hay 100.000 votos para Trump en Pensilvania, ¿qué hago con él?». Una mujer llamó quejándose de que era víctima de fraude porque no le habían dejado votar a Trump dos veces en Michigan. Otros cientos de personas llamaron simplemente para poner la música que suena en el programa «El precio justo» cuando un concursante pierde.

Esa línea de denuncia de fraude se opera desde la sede central de la campaña de Trump en Virginia. En varios correos, la campaña ha pedido fondos para el pago a los abogados, además de liquidar la deuda que tiene pendiente. Por lo general, la línea está comunicando por el alto volumen de llamadas que recibe

Trump se ha negado a admitir la derrota en las elecciones y dijo el fin de semana que este lunes retoma su ofensiva legal. No hay de momento pruebas fehacientes de un fraude electoral generalizado, como denuncia la campaña republicana.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo