Tecnología

Luz láser para vigilar la chatarra espacial a pleno día

En la actualidad sobre las cabezas de todos los habitantes del planeta hay más 8.800 toneladas de objetos espaciales. Cerca de 128 millones de objetos que miden menos de un centímetro y casi un millón menos de 10 centímetros.

Tamaños ridículos en la superficie terrestre, pero que pueden causar importantes daños en el espacio. Según la ESA, la velocidad media de impacto de la basura espacial en la órbita terrestre es de unos 14-15 km/s. La NASA ha asegurado en varias ocasiones el recambio de las ventadas de la EEI debido a impactos de pintura.

La basura espacial es un problema que da muchos quebraderos de cabeza a las agencias espaciales más importantes del planeta. La fiebre espacial del S.XX parece ahora recrudecerse con mayores agentes intentando alcanzar los límites terrestres.

Lanzamientos de cohetes y satélites que elevan la cifra por encima de los 10.000 y donde casi 2.500 de ellos ya no funcionan, según datos de la ESA europea.

«Nuestro planeta está envuelto en un velo de escombros: millones de fragmentos pequeños, pero peligrosos, que quedan de lanzamientos espaciales anteriores y explosiones y colisiones en órbita», señala la Agencia Espacial Europea en su web.

Un estudio de la Academia de Ciencias de Austria ha permitido desarrollar un láser para vigilar este tipo de desechos a plena luz del día y evitar impactos con naves y satélites.

Durante las pruebas, el sistema permitió observar 40 objetos de tamaños diferentes utilizando la nueva técnica, destacándose contra un cielo azul, por primera vez observado en medio del día.

«Esperamos que estos resultados aumenten significativamente los tiempos de observación de desechos en un futuro próximo», señala Michael Steindorfer, investigador de la academia austríaca.

El sistema dispara haces de láser al espacio, los cuales rebotan y se reciben en las estaciones en tierra firme. Uno de ellos está en las Islas Canarias.

En este enclave español, la ESA trabaja como «banco de pruebas» para las tecnologías de alcance láser. El radar se puede utilizar para calcular y predecir la órbita de solo una pequeña fracción con una precisión de unos 100 metros.

«En última instancia, significa que conoceremos mejor a la población de desechos, lo que nos permitirá proteger mejor la infraestructura espacial de Europa», detalla Steindorfer.

Limpieza en 2025

La ESA se ha marcado en rojo un objetivo en 2025 y no es llegar a Marte o a la Luna. Su nuevo proyecto va más allá y busca limpiar el espacio. A través de una alianza con la startup suiza ClearSpace, la ESA busca mandar al espacio una nave capaz de acabar con los desechos de las misiones más allá de la órbita terrestre.

El proyecto, en el que también participan Alemania, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Suecia, aún está a la búsqueda de más socios para financiarse.

En su misión inaugural, este sistema deberá recoger un fragmento de 100 kilos del cohete propulsor europeo ‘Vega’ desarrollado por Italia para la ESA, lanzado en 2013 y que se encuentra a 660 kilómetros de altura alrededor de la Tierra.

«Necesitamos desarrollar tecnologías para evitar crear nuevos escombros y eliminar los escombros que ya están allí», detalla Luisa Innocenti, directora de la iniciativa Espacio Limpio de la ESA.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología