Madí, sobre los ceses de Buch y Chacón: “Torra es una cabra loca”

La remodelación del Govern que provocó la salida de Àngels ChacónMiquel Buch y Mariàngela Vilallonga, orquestada por el entonces ‘president’, Quim Torra, pocas semanas antes de su inhabilitación enervó al exdirigente de CDC David Madí. “[Torra] No está preparado, le viene grande, no entiende que es un hombre accidental, que no tiene legitimidad, y una cabra loca que ahora va por libre”, espetó en una conversación telefónica que consta en el sumario de la ‘operación Voloh’, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

Madí comparte su enfado en una llamada el mismo día que se ejecutaron los cambios, el 3 de septiembre por la tarde, con el empresario y presidente de la Fira de BarcelonaPau Relat, quien le llama para transmitirle el “malestar generalizado del mundo empresarial” ante la defenestración de Chacón. Madí sostiene que detrás del cese está el desacuerdo sobre el calendario electoral, porque Torra “quería hacer elecciones ya” y al ‘expresident’ Carles Puigdemont no le convenía acelerar los plazos, pendiente de la constitución de Junts y con la esperanza de acortar distancias con ERC en las encuestas.

El exdirigente de CDC relata cómo presionaron a Torra para evitar que apretara el botón electoral: “Entonces, que no, que no, que no las tienes que hacer, te tienes que sacrificar, tienes que dejar que te inhabiliten y ganar tiempo. Y finalmente, se ve que da su brazo a torcer, pero a cambio les dice que ‘muy bien, pues me quedo cuatro o cinco meses más pero quiero hacer un cambio de Govern”.

Madí le explica a Relat que ha “enviado un mensaje” al secretario general de Junts, Jordi Sànchez, quejándose por el relevo: “Me parece absolutamente impresentable. [Sànchez] me ha enviado un contramensaje a través de su intermediaria diciéndome ‘que sepas que Torra va por libre, yo esto lo he intentado evitar y que no estamos de acuerdo'”.

“En Interior ha pasado lo mismo. El tío ha dicho: para lo que me queda en el convento, me cago dentro“, prosigue Madí, en alusión al cese fulminante de Buch, con quien Torra había mantenido duros enfrentamientos a raíz de las actuaciones de los Mossos d’Esquadra para contener las manifestaciones independentistas violentas. Chacón se enfrentó con el ‘president’ cuando este trató de impulsar, junto al presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, una reforma de la ley catalana de cámaras que perjudicaba a los empresarios no independentistas. Para el exdirigente, Torra “se los carga [a Buch y a Chacón] porque le han llevado la contraria o no le han dejado hacer sus burradas”.

Toda la clase empresarial que venía siguiendo a Junts, hoy ha desconectado“, inquiere Relat. Algo ante lo que Madí asiente: “Era una cierta garantía de interlocución [..] ¿Qué quieres que te diga? Esto de Torra… es una cabra loca y ahora va por libre“.

“No sé si al final es la lista que quería Torra o Puigdemont”, apunta Madí y sostiene que Torra prefería a Laura Borràs en Cultura y como portavoz del Govern y añade que “los otros dos, Àngels Ponsa y Ramon Tremosa, no son PDECat son Convergència pura y pura, pujolista”. “Y creo que debe ser lo mismo que con Buch”, añade.

Madí dirigió la primera campaña electoral de Tremosa para las elecciones europeas y define al actual ‘conseller’ como un “académico-teórico que no trabaja, que es vago“.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.