Economía

Más presión para BBVA y Telefónica por su exclusión del Eurostoxx 50

Por primera vez en la historia, dos buques insignia del Ibex-35, Telefónica y BBVA, dejarán de formar parte del Eurostoxx 50, el índice en el que cotizan las cincuenta compañías con mayor capitalización de la zona euro. A su vez, el Santander, que junto a Iberdrola, Inditex y Amadeus, se mantendrá en este indicador, se verá excluido del Stoxx Europe 50, un selectivo homólogo al anterior, pero que amplía su ámbito geográfico de los países del euro a los del conjunto de Europa.

El equipo de análisis de Banco Sabadell ya había anticipado que un movimiento así podía tener lugar en el Eurostoxx 50, como reflejo de «la fuerte volatilidad y la mala evolución de algunos sectores», el financiero y el de las telecomunicaciones, en particular. De hecho, también saldrán del indicador la operadora de telefonía gala Orange y el banco francés Société Générale, además de la ‘farma’ alemana Fresenius.

La caída de los valores excluidos es abultada: BBVA, hasta el cierre del martes, cedía un 50% –casi lo mismo que el Santander– y Telefónica, un 48%. De los ‘salientes’, únicamente Société Générale (-57%) les supera en descensos, mientras que Orange se deja un 30% y Fresenius, un 23%.

Los cambios de composición del selectivo de la zona euro también sirven para mostrar «la pujanza» de otros sectores, entre los que destaca el tecnológico. Así, a partir del 21 de septiembre se incorporarán a su listado los títulos de las holandesas Prosus y Ayden, la primera vinculada al comercio electrónico e inversora en ‘start-ups’ y tecnología, y la segunda, especializada en medios de pago.

También se sumarán al índice la inmobiliaria alemana Vonovia;Kone, finlandesa y fabricante de ascensores y escaleras mecánicas; y la gala Pernod Ricard, del sector de los bienes de consumo.

Las entradas y las exclusiones en los índices no pasan desapercibidas en la cotización de los valores. Máxime cuando una creciente porción de la inversión global está protagonizada por fondos u otros productos que tienen una filosofía pasiva o indexada: hay instrumentos financieros que tienen el mandato de replicar milimétricamente un índice, lo que supone que tienen que comprar sus acciones con la misma ponderación que tienen en el indicador del que se trate. Eso significa que cuando una compañía es excluida, sus gestores, sean humanos o sean robots, automáticamente tienen que desinvertir en ella para entrar en la que vendrá a sustituirla.

Presión bajista

Si en las empresas que se incorporan al índice se espera que entre dinero nuevo procedente de los fondos pasivos –entre los que se encuentran los ETF–; las que son excluidas, en palabras de Roberto Ruiz-Scholtes, de UBS, es de prever que se vean sometidas «a una presión bajista muy importante». El volumen de afectados es relevante: a junio de 2020, Santander contaba con cuatro millones de accionistas;BBVA, con 891.000; y Telefónica, a cierre de 2019, con 1,2 millones.

Pero Ruiz-Scholtes añade que, normalmente, los inversores se suelen anticipar a estas decisiones que, en este caso, eran bastante de prever –porque también son claras las normas del índice, que toma como referencia la capitalización ponderada por la liquidez para formar su composición–. Así, estima que entre dos tercios o tres cuartas partes del castigo asociado a este solo hecho debería haber quedado atrás.

Nicolás López, de MGValores, opina que una vez se ejecute el cambio, el 21 de septiembre, puede desaparecer esta presión bajista adicional, para luego encontrar algo de alivio en los inversores que puedan entrar aprovechando las caídas previas. Aunque avisa que el sector bancario en particular está muy débil.

En la jornada de este miércoles, Santander y BBVA cayeron, pero Telefónica aguantó.

En todo caso, no hay que perder de vista que, según los últimos datos de Morningstar, a cierre del mes de julio, la cuota de mercado de los fondos pasivos, los que replican índices, rozaba el 20% en proporción al total de activos de los fondos con vocación a largo plazo domiciliados en Europa.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía