Mundo

Médicos alemanes hallan indicios de envenenamiento en el cuerpo del opositor ruso Navalni

Apenas 48 horas han necesitado médicos y especialistas del hospital berlinés de la Charité para apuntar a un envenenamiento como la causa del grave estado de salud de opositor ruso Alekséi Navalni.  “Los resultados clínicos indican una intoxicación a través de una sustancia del grupo de los inhibidores de la acetilcolinestarasa. La sustancia concreta todavía nos es desconocida y se ha iniciado una analítica más amplia”, apuntó este lunes una breve nota de prensa del centro médico situado en el centro de la capital alemana, al que ingresó el pasado sábado Navalni a petición de su familia.

El estado de salud del opositor y activista ruso es “serio”, pero su vida no corre peligro, añadió la nota de la Charité. Navalni sigue en coma e ingresado en una unidad de cuidados intesivos. Los médicos que lo tratan todavía no se atreven a hacer un diagnóstico sobre la recuperación del paciente y tampoco descartan posibles secuelas, “especialmente en el sistema nervioso”.

Versiones opuestas

La esposa del opositor y uno de los críticos más acérrimos del presidente ruso, Vladimir Putin, había dicho públicamente que no se fiaba de médicos del hospital de Omsk, en Siberia, en el que fue ingresado Navalni el pasado jueves después de sentirse mal en el avión que lo llevaba de vuelta a Moscú.

Tras las primeras pruebas, los médicos rusos que trataron a Navalni dijeron no haber encontrado restos de veneno y hablaron de “problemas en el metabolismo” como los causantes del repentino empeoramiento de su salud. Según la agencia rusa Interfax, el hospital de Omsk está en estrecho contacto con los médicos de la Charité y ya les ha enviado los resultados de las pruebas hechas a Navalni en Rusia. La familia y el equipo del opositor acusan abiertamente a los médicos del hospital de Omsk de haber cedido a la presión de las autoridades rusas.

Escolta en el hospital

Navalni, cuya comitiva llegó el pasado sábado escoltada por la policía alemana, está siendo custodiado por agentes de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA, en sus siglas en alemán). Así lo confirmó este lunes el portavoz del Gobierno federal, Steffen Seibert. “En definitiva, se trata de un paciente contra el que probablemente se ejecutó un envenenamiento”, dijo Seibert en rueda de prensa horas antes de que la Charié emitiese su nota sobre el estado de salud del ciudano ruso. El ‘caso Navalni’ amenaza con convertirse en un nuevo asunto diplomático delicado para unas relaciones ya tensas entre Alemania y Rusia.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo