Mundo

Perú tiene la mayor tasa de mortalidad por covid-19 del mundo

Efectivos de la policía y el Ejército tuvieron que llegar con sus armas en las manos hasta un bar de Santa Anita, una localidad de la periferia de Lima, donde se celebraba una fiesta clandestina. “El ruido alertó a las autoridades”, señaló Radio Programas de Perú. Fueron detenidas unas 20 personas. Las reuniones ilegales bajo el confinamiento están lejos de ser una excepción en Perú, el país con la mayor tasa de muerte por covid-19 del mundo. Los casi 86 decesos por cada 100.000 habitantes resumen el efecto de la pandemia en el país sudamericano.

De acuerdo con cifras oficiales, la población total es de 32,6 millones de habitantes. Hasta el momento, perdieron la vida  más de 28.000 ciudadanos.  Pero a la vez, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud, ha contabilizado 10.443 decesos sospechosos que podrían empeorar las estadísticas. Las autoridades sanitarias estiman a su vez que los casos positivos rondan los 630.000. Unos 23.000 niños han contraído la enfermedad.

El tema de las fiestas clandestinas es motivo de preocupación por parte del Gobierno. El pasado sábado murieron 13 personas en una discoteca limeña donde se encontraban más de 100 personas a pesar de la vigencia del toque de queda. Las fuerzas de seguridad llegaron al Tomas Restobar después de incesantes llamadas de los vecinos del distrito Los Olivos. Cuando los uniformados conminaron a los participantes de la fiesta a abandonar el lugar se generó un tumulto en la única puerta habilitada para salir, con el consiguiente desenlace fatal.  El incidente dejó también seis heridos, entre ellos tres policías. Fueron arrestadas 23 personas.

Protesta de los médicos

La indisciplina social no es el único frente de preocupación de las autoridades. El presidente del Consejo de Ministros, Walter Martos, reconoció que Perú está lejos de vencer al coronavirus. Durante agosto se reportó un promedio de 198 muertes diarias a nivel nacional. En este contexto, agravado a su vez por los efectos económicos de la pandemia, cientos de médicos y enfermeros protestaron el pasado miércoles en el centro de Lima por el estado de indefensión en el que deben trabajar. Con sus batas blancas y las mascarillas, los profesionales de la salud reclamaron más equipos de protección y mejores condiciones laborales. Según el presidente de la Federación Médica Peruana, Godofredo Talavera, los trabajadores de la salud constituyen a estas alturas de la pandemia uno de sus eslabones más débiles. Hasta el momento han fallecido al menos 153 médicos. El Gobierno, en tanto, expresó su “preocupación por la decisión de la Federación Médica de convocar a una paralización nacional en momentos que la población tiene mayor urgencia por la atención de su salud como consecuencia de la pandemia”.

Precariedad laboral

Los riesgos de contagio se han acrecentado en Perú debido a su matriz económica. Antes de que comenzara la pandemia, la informalidad laboral afectaba al 73% de la población económicamente activa, que es de casi 18 millones. Un tercio de ellas se ha quedado sin trabajo. En la actualidad se cree que alcanza al 90 % de las personas en condiciones de trabajar.  La precariedad las ha obligado a burlas las restricciones y retornar a las calles, para retornar a sus hogares después de haber estado expuestas al contagio del virus.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo