Política

Puigdemont pide no presentar un candidato alternativo a Torra si le inhabilitan

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha pedido este jueves que el Parlament no presente un candidato alternativo al ‘president’, Quim Torra, en caso de que éste sea inhabilitado por el Tribunal Supremo. En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, al ser preguntado por si Torra le ha pedido opinión, ha explicado que sí lo ha hecho y que él le ha transmitido que le “gustaría que se agotara la legislatura”.

“Creo que no sería correcto que planteasen otro candidato. Creo que tiene que haber consenso entre todos de que una manera de no acatar esta inhabilitación es no presentar un candidato alternativo para intentar que el tiempo que falte hasta diciembre de 2021 haya una nueva presidencia”, ha señalado Puigdemont.

Ha subrayado que sobre Pere Aragonès no recaería una presidencia interina, sino que “sería un vicepresidente que asume unas determinadas funciones de la presidencia en el contexto de un Govern que está técnicamente en funciones, a la espera de si hay investidura o, si no la hay, la convocatoria automática de elecciones” –Aragonès no tendría la potestad de convocar nuevos comicios y estaría a los mandos de un Ejecutivo sin la capacidad de aprobar unos presupuestos–.

Ha advertido de que para que no se sustituya a Torra desde el Parlament se necesita el consenso de los dos grupos que dan apoyo al Govern —JxCat y ERC— pero también de la CUP, que apoyó la investidura de Torra: “Quiero pensar que seguimos remando para el mismo lado”.

Las tensiones PDECat-Junts

El presidente ha defendido la reforma del Govern que hizo Torra, precisamente porque considera que el presidente buscaba fortalecer su gabinete para que pudiera acabar la legislatura; unos cambios que propiciaron la salida de la ya ‘exconsellera’ de Empresa y Conocimiento, Ángels Chacón, que era el único miembro del PDECat en el Ejecutivo.

“Es evidente que hay tensiones y no las quiero esconder, que nos son deseables, pero continuo pensando que estamos en el mismo barco”, ha expresado sobre el PDECat después de que, tras la disputa por las siglas de JxCat, Puigdemont rompiera el carné y Torra acometiera los cambios.

Sobre la posibilidad de que el grupo en el Congreso se rompa en una futura votación de los Presupuestos Generales del Estado, ha dicho que “votos diferenciados hay en todas partes”, pero ha pedido evitar este escenario y ser fieles al programa electoral que se votó en las pasadas elecciones.

La relación con ERC

Puigdemont ha aludido a un capítulo de su libro ‘La lluita a l’exili’ (La Campana) donde explica que su pareja, Marcela Topor, tuvo problemas para entrar en la cárcel de Lledoners por la oposición de algunos presos y, cuando consiguió entrar en la sala con los dirigentes políticos encarcelados, Oriol Junqueras y Raül Romeva no estaban, pero Puigdemont cree que explicar esta situación no entorpece la relación con ERC porque es “pasado”.

Considera que ha habido errores en ambas formaciones, pero que es importante avanzar hacia el futuro corrigiendo comportamientos: “Si somos aliados nos tenemos que tratar como aliados. La bromita esta de dirigentes de ERC en el Congreso de referirse a diputados de JxCat no por su nombre… esto no es una señal de respeto, no contribuye a que hay un clima de entendimiento”.

“A nosotros siempre se nos llama ‘Convergència‘. ‘Los convergentes aquí, los convergentes allá’, ‘Convergencia buena’, ‘Convergència no sé qué’… esto está muy bien como bromita. Está muy bien que la gente lo diga. Ningún problema. Pero que un portavoz utilice recurrentemente esta definición para referirse al otro, es que no hay un respeto por su identidad”, ha dicho en referencia al portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política