Economía

Rodrigo Buenaventura será el nuevo presidente de la CNMV

El Ministerio de Economía tiene previsto proponer a Rodrigo Buenaventura como próximo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en sustitución de Sebastián Albella, quien finaliza su mandato el próximo jueves día 26 de noviembre. Así lo apuntan fuentes ministeriales donde anticipan que la propuesta estará sobre la mesa del próximo Consejo de Ministros del martes para su resolución. El tándem se completará con la candidata a la vicepresidencia de la CNMV, Montserrat Martínez Parera.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha optado por un profesional del regulador bursátil como Buenaventura para ponerlo al frente de la institución. Hasta ahora ejecía como director general de mercados de la CNMV. Por su parte, quien será su número dos era directora de la oficina de presidencia de CaixaBank y directora de asuntos públicos de sea firma.

Una vez que el Consejo de Ministros refrende la propuesta de Calviño ambos deberán comparecer ante la comisión de Asuntos Económicos del Congreso de los Diputados para posteriormente aprobar sus nombramientos por real decreto. Será un trámite que se extienda más allá del día 26. En cualquier caso, tanto Sebastián Albella como su vicepresidenta Ana Martínez Pina seguirán en el cargo, gracias a la modificación de la normativa aprobada esta semana por el gabinete.

Perfiles de los candidatos

Rodrigo Buenaventura es director general de mercados del organismo supervisor desde 2017. Antes fue director de mercados de ESMA (la CNMV a nivel europeo), aunque ya había ocupado cargos directivos en la CNMV, como el de director de mercados secundarios y director de relaciones institucionales entre 2005 y 2011. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid, entre 1993 y 2004 desarrolló su carrera en el grupo Analistas Financieros Internacionales (AFI), donde fue analista del mercado financiero español (1993-1996), responsable de consultoría financiera (1996-2001) y consejero delegado de Consultores de Administraciones Públicas (2001-2004).

La candidata para ocupar la vicepresidencia de la CNMV, Montserrat Martínez Parera, cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en el ámbito financiero y en asuntos relacionados con la regulación y supervisión bancarias, tanto en el sector privado como en el sector público. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y Máster en Economía y Finanzas por el Centro de Estudios Monetarios y Financieros (Cemfi), dirige desde 2018 la oficina de presidencia de CaixaBank, una responsabilidad a la que sumó este año la dirección de asuntos públicos de la entidad. Martínez es miembro del banking stakeholder group de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y de la comisión ejecutiva de Barcelona Global. Preside el comité de regulación de CaixaBank y el comité de economía de la Fundación Cotec.

Entre 2012 y 2017 fue jefa de gabinete del subgobernador del Banco de España, entre 2007 y 2011 fue directora de gabinete en la presidencia de la CNMV y, de 2005 a 2007, fue jefa de gabinete del vicepresidente de dicha institución. Entre 2011 y 2012 trabajó en el equipo de relación con inversores de BBVA, entidad en la que también desarrolló su carrera entre 1999 a 2005 como economista senior del servicio de estudios.

Albella no renovaba

El aún presidente, Sebastián Albella, había comunicado a Calviño su voluntad de no renovar en el cargo al considerar que ya había cumplido su mandato de cuatro años. Era el próximo día 26 de noviembre cuando expiraba el puesto de Albella al frente del organismo regulador de los mercados bursátiles. De esta forma cumpliría los cuatro años para los que fue designado en el cargo, cuando en 2016 gobernaba el PP y el ministro de Economía era Luis de Guidos, actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Fuentes cercanas al presidente de la CNMV han aclarado que, además de dar por concluido su mandato oficial, Albella busca una nueva etapa profesional más «tranquila» tras varios años que han sido «intensos». Además, esta salida no tendría motivaciones políticas. El responsable del organismo bursátil ha tenido buena relación con todos los ministros del Ejecutivo de Pedro Sánchez «y especialmente con Nadia Calviño». Destaca su entorno que ha podido «mantener su independencia y sin inejerencias» en estos años.

Albella Amigo fue nombrado presidente de la CNMV el 26 de noviembre de 2016. Actualmente, es miembro del Comité Ejecutivo y de la Junta de Supervisores de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), del Consejo de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) y del comité permanente de implementación de normas del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB). Desde febrero de 2020 también preside el comité permanente de ESMA de Protección al Inversor e Intermediarios.

Antes de ser nombrado presidente de la CNMV en 2016, Albella fue el socio senior en España y miembro del consejo global del despacho de abogados internacional Linklaters, al que se incorporó en 2005 desde Ramón y Cajal Abogados (firma de la que fue cofundador).

Durante su mandato ha tenido que hacer frente a algunos episodios como la caída del Banco Popular y su venta -fraguada en una sola noche en junio de 2017- al Santander. Fue el final de unos meses marcados por la sucesión de acontecimientos -reformulación de cuentas incluida- que afectaron de forma determinante a su cotización, así como a la de otros valores, como Liberbank, sobre los que se prohibieron las posiciones cortas. Albella también se ha mostrado un férreo defensor de situar a España como una plaza alternativa bursátil e inversora ante el proceso del «brexit» con las consecuencias que ello tendría para Londres.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía