Sánchez aprieta a Casado por la renovación institucional y le acusa de no ser “leal”

La renovación institucional es una tarea pendiente que se ha enquistado en la relación entre PSOE PP. Ambos partidos llevan más de dos años sin alcanzar un acuerdo para reelegir al Consejo General del Poder Jucial (CGPJ) o al Tribunal Supremo, entre otros órganos. Un escenario que Pedro Sánchez ha tratado de desencallar este martes presionando a Pablo Casado acusándole de deslealtad a la Constitución por bloquear un procedimiento que viene recogido en la Carta Magna.  

Desde el Senado, donde el presidente del Gobierno ha decidido iniciar el curso político, Sánchez ha instado a Casado a abandonar su negativa a negociar la renovación de los órganos judiciales por la presencia de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros. “Las reglas que nos parecen buenas cuando estamos en el Gobierno no pueden parecernos malas cuando estamos en la oposición y otros están en el Gobierno”, le ha espetado tras recordar que la actual composición del Tribunal Supremo se conformó cuando los conservadores tenían mayoría en el Congreso de los Diputados

El líder del PP, Pablo Casado, asegura que no negociará la renovación del CGPJ mientras Podemos pretenda elegir magistrados

“No se puede ser constitucionalista de quita y pon, a tiempo parcial, ni a beneficio de inventario, viendo si algo beneficia o perjudica dependiendo del día y del contexto. La constitución, señoría, se respeta en su integridad”, ha sentenciado. En su opinión, el bloqueo que está provocando Casado “debilita a las instituciones” y “no es leal“. Además, ha cargado contra los conservadores por condicionar la negociación a la salida de los morados del Ejecutivo: “No es democrático porque no reconoce el resultado electoral del año pasado”. 

Este miércoles, el propio Casado ha vuelto a insistir en su ‘no’ al diálogo siempre que Unidas Podemos participe en la elección de los nuevos órganos y no haya un firme compromiso por la despolitización de estas instituciones. 

Las Cuentas públicas

Como ya hizo tras el primer Consejo de Ministros a la vuelta del verano, Sánchez ha hecho un llamamiento a la unidad para enfrentar la compleja situación actual. “Si el virus no hace distinciones entre seres humanos tampoco los seres humanos debemos dividirnos en el combate contra este enemigo común“, ha defendido.

Una unidad que, según ha subrayado, debe trasladarse a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Pese a que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha tachado este martes de “inviable” un acuerdo con Cs para sacar adelante las Cuentas públicas, el jefe del Ejecutivo ha apuntado a la necesidad de conformar un “acuerdo parlamentario lo más amplio posible“, dejando claro que su pretensión es incluir a los naranjas. 

“Cuanta mayor base parlamentaria y social tengan estos presupuestos, más rápida y poderosa será la recuperación en este país“, ha argumentando. A renglón seguido, ha incidido en que no puede “escluirse” a nadie salvo a aquellos que no decidan participar porque antepongan sus propios intereses al de España.

El presidente del Gobierno sostiene que las Cuentas públicas son necesarias para “absorver” las ayudas europeoas

Además, ha explicado que las Cuentas públicas serán el “tronco” de los cerca de 140.000 millones de euros que se recibirá en ayudas desde la Unión Europea y que sería una “grave irresponsabilidad” dejar sin base esos fondos. En este sentido, ha hecho hincapié en que si no se aprueban las Cuentas pública se “comprometería la absorción y ejecución” de las ayudas. 

Aprovechando su presencia en la Cámara territorial, Sánchez ha ensalzado la importancia que ha adquirido la cogobernanzar con las comunidades autónomas durante la pandemia. “El resultado ha sido positivo”, ha apuntado.

La muleta 

Los conservadores no han tardado en echar por tierra la mano tendida de Sánchez. El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, le ha avisado de que su formación no será su “muleta” para mantenerse en la Moncloa “como sea”. “El PP es un partido de estado que puede participar de importantes acuerdos estando en el Gobierno y en la oposición, pero no vamos a prestarnos a seguirle el juego”, le ha dicho.  

También ha recibido ataques por parte de ERCMirella Còrtes, portavoz de los republicanos catalanes le ha reprochado su apoyo a la monarquía “corrupta” y le ha pedido una ley de amnistía que permita la salida de los políticos catalanes encarcelados. En la misma línea, su homóloga en el PNVIsabel Vaquero, le ha solicitado mayor diálogo con Catalunya Euskadi

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.