Sánchez mete presión al PP con una cita con empresarios y sociedad civil

Al milímetro y con cuentagotas. Pedro Sánchez y su equipo han diseñado con escuadra y cartabón un arranque de curso político que sirva para resituarle en el centro de la escena y haga resonar su triple mensaje: unidad para luchar contra la pandemia de coronavirus en esta segunda curva, aprobación de unos Presupuestos “de país” y renovación inmediata de las instituciones. 

Todos los pasos que va descubriendo la Moncloa van encaminados en esa dirección. Incluida la pieza que destapó este jueves: una conferencia que el presidente pronunciará el próximo lunes, 31 de agosto, en la Casa de América de Madrid, rodeado de empresarios y miembros de la sociedad civil. Una escenografía pensada para presionar al PP, a solo dos días de la cita de Sánchez con Pablo Casado. El líder socialista quiere mostrar músculo institucional frente a un PP que pinta aislado. 

La fila cero será ocupada por los ministros. El acto será simétrico, con las reglas del covid, al de septiembre de 2018

‘España puede. Recuperación, transformación, resiliencia’ es el título elegido y el que dice mucho de las intenciones de Sánchez. Envoltura patriótica para llamar a la unidad del país y exhibir estrategia y réditos políticos, ya que una de las claves del curso será el diseño de las inversiones regadas con dinero europeo tras una ardua negociación en Bruselas y de la que España salió bien parada (140.000 millones, entre subsidios y créditos), tal y como recuerdan en la Moncloa. 

La fila cero del acto estará ocupada por los ministros –se espera que acudan todos–, a los que se unirán los vips del Ibex, sindicatos o miembros del tercer sector. La foto será, pues, semejante a la que arrojó un acto bastante simétrico, el del 17 de septiembre de 2018, también en la Casa de América, que Sánchez utilizó para retomar impulso  tras los primeros cien días de mandato. Ahora el momento es otro, dominado por el covid y sumergido el país en una profunda crisis económica. 

El viernes 4, la conferencia

El presidente llegará al acto después de haber dirigido la primera reunión de la ejecutiva federal del PSOE tras el verano, y la primera semipresencial, como avanzaron fuentes de Ferraz a EL PERIÓDICO. En el partido se ha aquilatado la sensación de que sí habrá Presupuestos, y que podrán prosperar con la ayuda de Cs –las esperanzas en el aval de ERC decrecen–, pero ello no resta gravedad a la situación. El propio Sánchez no puso paños calientes el pasado martes, cuando advirtió a sus ministros de que se avecinan meses muy complicados para la coalición y para el país. 

“El PP no parece haber ido a la moderación en nada”, dice un miembro del núcleo duro

Agenda apretada para Sánchez para el resto de la semana. El martes 1, entrevista en una radio y Consejo de Ministros. El miércoles 2, arranque de la ronda con los líderes políticos. Poco se espera del encuentro con Casado. La principal duda, de hecho, es si al menos se avendrá a retomar la negociación para el desbloqueo institucional. “El PP no parece que haya evolucionado a la moderación en nada”, señala un miembro del núcleo duro de Sánchez. Más expectativas hay sobre la cita con Inés Arrimadas, por la tarde, por la posibilidad de que apoye los PGE. El diálogo concluirá el jueves con Gabriel Rufián (ERC) y Aitor Esteban (PNV)

El  viernes 4, el líder socialista dirigirá una nueva conferencia de presidentes. Es la reunión número 16 desde la alarma. Una cita telemática, de nuevo, y quizá con más temas que la vuelta al cole. 

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.