LatinoaméricaMundo

Siete muertos y 140 heridos en los enfrentamientos con la policía en Colombia

La muerte de un abogado por culpa de la brutalidad policial en Bogotá (Colombia) ha provocado numerosos disturbios que dejan ya un saldo de cinco siete muertos y 140 heridos, entre ellos 93 miembros de las fuerzas de seguridad. Los manifestantes han incendiado doce locales de policía, han realizado barricadas con ruedas a las que prendieron fuego y han bloqueado varias vías.

La furia del pueblo colombiano hizo sentirse este miércoles hasta altas horas de la noche en los distintos ocurridos en puntos del país, sobre todo en la capital, exigiendo justicia para Javier Ordóñez, el abogado de 46 años que murió tras recibir varias descargas eléctricas con una pistola táser por parte de dos oficiales a quienes les pedía repetidamente que «por favor, paren»: «agente, le ruego», repetía, «me ahogo».

No sólo la víctima les solicitaba que se detetuvieran sino también uno de los hombres que estaba presente y que grabó todo de principio a fin. Este les gritaba desesperadamente que soltasen al abogado. Mientras los policías estaban sobre él ejerciendo fuerza y sometiéndole a reiteradas descargas eléctricas, el testigo les amenazaba diciendo que estaba filmando todo con su móvil. A pesar de eso, y de que otras personas estaban presentes, no se detuvieron. A otro hombre que estaba grabando le quitaron el teléfono y lo rompieron.

Según el informe de la Policía, los agentes acudieron a la llamada por «una presunta riña» de ocho hombres bajo los efectos del alcohol y supuestamente se «tornaron violentos». Sin embargo, según uno de los testigos, Ordóñez les solicitó una orden para pagar posteriormente la multa: «Estábamos tomándonos unos tragos afuera. Llegaron los policías, y uno de ellos le dijo a mi amigo: ‘esta vez no se me salva’. Mi amigo le dijo: ‘póngame un comparendo, igual lo pago’. Él le respondió: ‘no, no doy comparendos’ y lo agarró a darle choques eléctricos«, declaró el testigo al medio ‘City Tv’.

No es un hecho aislado

Las autoridades locales y nacionales ya se han pronunciado. Según la alcaldesa Claudia lópez hay «recurrentes casos de abuso policial» en Bogotá y por eso ha generado un plan para solucionar «los 137 casos de abusos pendientes» y evitar futuros incidentes con la Policía.

El ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, por su parte, ha dicho que «la Policía de Colombia colabora con las autoridades competentes para que se establezcan las responsabilidades a raíz de la muerte de Javier Ordóñez. Igualmente, rechazamos el vandalismo y la violencia y se actuará acudiendo a la fuerza legítima del Estado». Poco después, el ministro y la alcaldesa asistieron a una mesa para actuar frente a las protestas y tomar acciones con las instituciones pertinentes. Además, han hecho un llamamiento para mantener la calma y evitar más violencia.

Además, el presidente, Iván Duque, ha asegurado que «no puede haber tolerancia cuando se abuse del uniforme», al tiempo que ha reclamado las sanciones «oportunas, objetivas y producto de rigurosas investigaciones».

La muerte de Ordóñez, padre de dos menores, en manos de los uniformados no es un hecho aislado. Este incidente de violencia policial se repite tras la muerte de un joven, el 23 de noviembre, que protestaba pacíficamente y que recibió un impacto de bala por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Hecho que también generó numerosas protestas en el país.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.