Tecnología

Solid, la plataforma que devuelve los datos al ciudadano

El padre de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, se ha propuesto reconducir a su pequeño retoño para que «los usuarios tener el control de sus datos». Una aventura que lanza con su ‘startup’ Inrupt a través de la plataforma Solid.

A través de esta herramienta, Berners-Lee quiere obligar a grandes organizaciones y gobiernos a construir aplicaciones que respeten la privacidad y devuelvan a los ciudadanos el poder sobre sus datos. El que diera origen a la web busca ahora dar un giro de 180 a ese modelo donde los gigantes de la tecnología ofrecen sus servicios. «Como todos hemos descubierto, esto no ha sido lo mejor para nosotros», ha repetido Berners-Lee en más de una ocasión en el pasado.

Esta plataforma de código abierto y desarrollada por el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) está en marcha desde esta semana para gobiernos y empresas para dar una total actualización a la web y el control vuelva a los ciudadanos. Solid supondrá «un cambio fundamental que no solo recuperará la confianza de los usuarios en sus datos, sino que les ayudará a mejorar sus vidas», explica Berners-Lee en su blog personal.

Vieja idea

La idea de volver a un internet más justo y descentralizado lleva en la cabeza del padre de la web desde 2018. «De vez en cuanto una gran red social deja caer al suelo una gran cantidad de datos privados», relata. «Hemos asumido en el pasado que tenemos que utilizar esas redes sociales porque el mundo funciona de esa manera, pero esa idea está siendo desafiada desde varios frentes», puntualiza.

Esta iniciativa, asegura Berners-Lee, «no se trata solo de privacidad, sino de acceso». El objetivo de la plataforma Solid no es aglutinar todos los datos en una plataforma para que estén más accesibles a las empresas, sino que sean los ciudadanos capaces de controlarlos y ver qué acceso se tiene a ellos.

Se trata, según anuncian sus creadores, de un gran almacén distribuidos por bloques personalizados bautizados como pods. «La gran diferencia con otras propuestas web o móviles de comunicación similares es que es el usuario quien decide quién puede acceder a esta información y el propietario de la aplicación debe pedirle permiso al usuario para poder verla», aseguran.

Antes del gran lanzamiento de esta semana, Solid ya ha estado trabajando en la sombra con empresas y ejecutivos. La BBC británica, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido y el Gobierno de Flandes en Bélgica ya han sido los primeros campos de prueba de Solid e Inrupt.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología