Tribunal fija fianza millonaria al menor que disparó en las protestas de Kenosha

Un tribunal del estado de Wisconsin, en el norte de los Estados Unidos, ha fijado este lunes una fianza de dos millones de dólares (más de 1,7 millones de euros) para el menor de 17 años Kyle Rittenhouse, quien se enfrenta a seis cargos, entre ellos el de asesinato en primer grado, por matar a dos personas y herir a otra, durante las protestas que tuvieron lugar a finales de agosto en la ciudad de Kenosha con motivo de la muerte del ciudadano afroamericano Jacob Blake a manos de la Policía.

Los abogados del joven supremacista blanco, originario de la ciudad de Antioch, en Illinois, habían hecho todo lo posible para bloquear su traslado de este estado a Winconsin, argumentando que la seguridad Rittenhouse no estaba garantizada con su traslado a una prisión para adultos.

Los asesinatos

Rittenhouse está acusado de matar a Joseph Rosenbaum, de 36 años, y Anthony Huber, de 26, y herir a Gaige Grosskreutz, de 22, con un rifle semiautomático durante los saqueos y disturbios que se produjeron después de las manifestaciones pacíficas que se celebraron con motivo del enésimo episodio de violencia institucional contra la comunidad afroamericana.

Sus abogados, quienes han afirmado que Rittenhouse actuó en defensa propia, han iniciado una campaña junto a una serie de colectivos conservadores y partidarios de las armas, para recaudar fondos con los que poder hacer frente al pago de la fianza, impuesta por la autoridades debido al elevado riesgo de fuga que existe, puesto que el joven se enfrenta a una posible cadena perpetua y cuenta con el apoyo de estos grupos.

Los argumentos de la defensa

“¿Quién atacó primero a mi cliente?”, se ha preguntado el abogado de defensor Mark Richards, quien ha asegurado que Rittenhouse tan sólo se defendió de los ataques de Rosenbaum, una de las víctimas, “de los criminales”, y de los “alborotadores con malas intenciones”, por lo que ha pedido una rebaja de la fianza hasta los 750.000 dólares (640.000 euros).

Uno de los vídeos de lo sucedido a los que ha tenido acceso la Fiscalía del condado de Kenosha, muestra como Rittenhouse corre a través de un estacionamiento, seguido por Joseph Rosenbaum, quien desarmado intentó reducir al asaltante antes de que le disparara mortalmente.

Rittenhouse acudió junto con otro grupo de personas armadas hacia el lugar de los hechos, después de que en las redes sociales la milicia de extrema derecha Kenosha Guard alentara a sus seguidores a acudir a los saqueos y actos violentos en los que derivaron las protestas para proteger la propiedad privada.

El caso de Jacob Blake

Los hechos se produjeron horas después de que el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, declarara el estado de emergencia después de que varios comercios del condado de Kenosha sufrieran saqueos en aquellos días.

Las protestas comenzaron después de que el pasado 27 de agosto circulara en las redes sociales el vídeo en el que se ve como Jacob Blake, de 29 años, recibe siete disparos a corta distancia por parte de un agente de Policía, quien fue suspendido de empleo y sueldo junto a su compañero. El suceso se habría producido cuando Blake trataba de separar a dos mujeres que estaban peleándose.

Los disparos contra Blake, que se encontraba frente a sus tres hijos cuando se produjo el incidente, provocaron una nueva ola de manifestaciones en ciudades de todo el país. El caso se produjo en un momento en que aún no habían remitido las protestas por los asesinatos de George Floyd y Breonna Taylor a manos de la Policía en mayo y en marzo, respectivamente.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.