Mundo

Un centenar de heridos en Bulgaria en una protesta contra el Gobierno

Al menos 100 personas han resultado heridas, entre ellas 80 policías, y 126 han sido detenidas durante las protestas que vivió el miércoles Sofía, en la jornada más violenta desde que hace 57 días comenzarán las marchas y concentraciones para exigir la dimisión del Gobierno. Bulgaria, el país más pobre de la Unión Europea (UE), atraviesa una de las peores crisis políticas e institucionales desde el fin de la dictadura comunista en 1989.

Georgi Hadziev, director de la policía de la capital búlgara, ha señalado que varios cientos de manifestantes “agresivos” se mezclaron con los que protagonizaban una vez más una concentración de protesta ante las sedes del Gobierno y el Parlamento.

Hasta ahora, las protestas han transcurrido por lo general de forma pacífica y sin incidentes. Sin embargo, Hadziev señaló que, el miércoles, los manifestantes lanzaron piedras e incluso bombas caseras de gran potencia contra los agentes que custodiaban los edificios.

“Debido a esta agresión brutal, decidimos que, para proteger la vida y la salud de los agentes de policía y de los ciudadanos que protestan de forma pacífica, había que empujar y dividir a esa muchedumbre agresiva. Nuestra táctica fue exclusivamente pasiva y moderada”, explicó el responsable policial.

Hinchas radicales

Hadziev informó de que la mayoría de los manifestantes agresivos eran miembros de grupos radicales de hinchas de fútbol y que 60 de ellos tenían antecedentes policiales. Su intención, denunció, fue únicamente “provocar a la policía y verter sangre”.

El jefe policial dijo que al menos 80 agentes de policía resultaron heridos con diferentes tipos de traumas, fracturas y quemaduras, e incluso intoxicados por los gases lacrimógenos lanzados por los manifestantes.

Las protestas empezaron en la mañana del miércoles coincidiendo con el reinicio de la actividad parlamentaria, cuando miles de personas trataron de bloquear los accesos al edificio del Parlamento y fueron dispersadas por la Policía con gases lacrimógenos.

La policía desalojó también anoche los tres campamentos que desde hace un mes bloquean el tráfico en tres cruces claves en el centro de la capital, con el argumento de que servían de almacén de explosivos destinados a atacar a las fuerzas de seguridad, agregó Hadziev.

La intensa ola de protestas revela el profundo descontento de la población con el Gobierno actual, una coalición de conservadores y ultranacionalistas.

En un intento de calmar los ánimos, el primer ministro, Boiko Borisov, que desde 2009 domina la escena política del país balcánico, propuso hace pocas semanas modificar la Constitución y se ofreció a abandonar el cargo si el Parlamento aprueba una iniciativa para redactar una Carta Magna. La oferta no ha convencido a los manifestantes, que la ven como un mero intento del Gobierno de ganar tiempo. 

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo