Un expolicía se suicida en el Reino Unido tras confinarse para no contagiar a su mujer e hijos

Durante la pandemia, las historias trágicas se han sucedido en varios países. En el Reino Unido, se acaba de conocer la de James Connelly-Webster, un antiguo jefe de Policía que se suicidó después de tener que guardar cuarentena por temor a su contagio de Covid-19, según informa el medio británico «The Daily Mail».

Como ha detallado Maureen, la viuda del agente, Connelly-Webster decidió aislarse después de experimentar algunos síntomas de Covid-19, con la intención de proteger a su esposa e hijos. En el octavo día de confinamiento, su salud psicológica, que comenzó a quebrarse desde que se separó de su familia, se terminó de romper.

Para Maureen, los primeros indicios de sospecha llegaron cuando su esposo empezó a mostrarse sin ánimo por compatir un café por la mañana. Desde que la pareja se conoció, en 1987, tenía por costumbre disfrutar de esa bebida poco después de levantarse.

El 1 de abril, la mujer se dispuso a llevar el café a su esposo a las dependencias donde se había aislado. Frente a la puerta, descubrió un cartel donde pedía que nadie entrara y reclamaba que se llamara a la Policía. En su interior, el cuerpo del hombre ya se encontraba sin vida.

Deterioro de la salud psicológica
Desde que comenzó la pandemia, las autoridades sanitarias han advertido en varias ocasiones sobre el deterioro psicológico que puede provocar el confinamiento. Desde la Organización Mundial de la Salud, se ha rogado que se aumenten los recursos destinados a cuidar el bienestar mental de las personas, ya que el aislamiento ha agravado cuadros de depresión y ansiedad.

En España, las personas que se enfrenten a crisis psicológicas graves o tengan pensamientos suicidas pueden pedir ayuda en el Teléfono de la Esperanza: 717 003 717
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.