Uno de cada cuatro pequeños comercios cerrará antes de final de año

El pequeño comercio vive una de sus horas más difíciles. Y llueve sobre mojado, ya que no corrían buenos tiempo para un colectivo afectado por el auge de las grandes plataformas del comercio electrónico. Así, todo hace indicar que si en los últimos cinco años más de 70.000 establecimientos han bajado la persiana, esta cifra crecerá como la pólvora a final de año si persiste la crisis.

Y es que más del 24% de los pequeños comerciantes se plantea cerrar su negocio antes de que termine 2020 si la situación actual continúa afectada por la incidencia de los rebrotes, según una encuesta realizada por la organización de autónomos UPTA a más de un millar de pequeños negocios en todo el territorio nacional. Esto supondría la desaparición de unos 160.000 establecimientos, casi el doble de los que se han dado de baja en el último lustro.

La crisis les está haciendo mucho daño. Más de la mitad de los pequeños comerciantes facturaron en agosto entre un 40% y un 60% menos que en 2019 y tres de cada cuatro reconocen que su volumen de ventas se ha reducido en el conjunto del verano respecto al del mismo periodo del año pasado, según este estudio. Tan sólo se libran de estos datos los pequeños establecimientos de alimentación, con caídas inferiores al 10%, según destaca UPTA.

Ante la situación tan delicada que atraviesa este sector capital para la economía de los pueblos y ciudades, desde UPTA exigen que se establezcan medidas excepcionales como la rebaja del IVA a determinados subsectores, articular planes de incentivación al consumo, impulsar la digitalización del sector y mejorar la formación y cualificación profesional. Para ello demandan que se pongan de nuevo en funcionamiento las mesas de trabajo interministeriales, ya que -precisan- «no podemos permitir que, en esta crisis, cientos de miles de familias queden desamparadas».

«El comercio ya atravesaba una grave crisis, agudizada además por el largo confinamiento. Las ventas online en las grandes plataformas han crecido un 18%, lo que demuestra que los hábitos de consumo están cambiando, y si añadimos el temor al contagio y la incertidumbre económica estamos creando la tormenta perfecta», advirtió el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

Las prestaciones no llegan

Por otra parte, la Seguridad Social pagó este lunes 154 millones de euros en concepto de diferentes prestaciones para trabajadores autónomos, de los que 147 millones corresponden a la nueva prestación por cese de actividad compatible con la actividad, según una nota enviada este lunes por el Ministerio de Seguridad Social. En concreto, ha destinado 147,8 millones de euros a abonar a 142.973 autónomos la nueva prestación compatible con la actividad, que supone una ayuda mínima mensual de 661 euros al mes y la exoneración temporal de las cotizaciones sociales por contingencias comunes. Desde ATA denuncian que esta ayuda no está llegando a los emprendedores, ya que «se ha dejado atrás» a 280.000 autónomos, que no han podido retomar la actividad desde el confinamiento ni cobrar la ayuda al no cumplir los «altos requisitos» que se les exigen. Esta organización advierte de que más de un millón continúa «en la cuerda floja», con caídas de actividad superiores al 60%.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.